viernes, 14 de marzo de 2008

Hambre

Como las imágenes que representan el bien y el mal, es decir, dos miniaturas de ti mismo, encaramadas a tus hombros y susurrándote consejos a los oídos, me imagino yo hoy a mis dos mitades. En mi caso representadas por dos órganos contrapuestos y casi nunca en armonía. La cabeza y el corazón.
Uno es testarudo, y dedica su tiempo a informarme de los pros y los contras de las acciones venideras. De manera incansable trabaja para encontrar la rectitud en el camino y no duda en tomarse su tiempo para valorar los peligros, y encontrar la manera, llegado el momento, de enfrentarse a ellos con un mínimo de garantías.
El otro no obedece a mandato ninguno. Actúa de improviso cogiendo a todo el cuerpo con la guardia baja. Llena cada poro con su ímpetu y es imposible apaciguar su latido cuando se pone en marcha. Como si un posible error de cálculo, no importara, y no tuviera otra respuesta que una nueva acción explosiva por su parte.
Así transcurren los acontecimientos, en un pulso continuo entre sensatez y locura, entre el "bien" y el "mal". La sensación más placentera la experimento en el momento en que uno de los dos vence y determina el camino a seguir, sea cual sea. Es ese preciso instante cuando todos y cada uno de los átomos que forman mi cuerpo y mi mente, saben hacia donde empujar y empujan...
A veces las cosas salen bien y otras sencillamente no salen. No obstante y pese a todos los esfuerzos de cabeza y corazón por mantenerse indefinidamente en el poder absoluto, llega un momento en que su derrota es total y sin oportunidad de revancha. Existe un órgano mucho más potente, mucho más duro de contener y cuyo grito de guerra es desgarrador y une, sin que sirva de precedente, a los otros dos. Juntos cerebro y alma trabajan al unísono y en equipo para satisfacerlo a El. Y saben que su poder es más grande y su bienestar es el de ellos también. Y nunca lo han logrado vencer. El estomago, resulta siempre triunfante. Y yo doy gracias por ello.

7 comentarios:

salitrosa dijo...

Hambre es lo que tengo yo ahora, que eternos se hacen los últimos minutos.
Buena descripción, a veces es muy díficil situar la barrera del bien y el mal.
En el límite del bien, en el límite del mal....

KingMatt dijo...

mmmmm????????

Creo que aun hay otro organo mas poderoso, JAJAJAJA.
Tampoco suele obedecer a nada, es mas, creo que va por libre.

Un Saludo.

Willy Uribe dijo...

Cerebro, corazón, estómago y sexo... hambre de todo. Y tal y como decían los griegos... todo con mesura.

Salud y empanada; eso es lo que me quita el hambre a mí en Galicia, calentitas, recien horneadas, de verduras y carne, de pescado, de atún, de fresa y chocolate... lo pienso con el corazón y el estómago me dice que me empalme.

¿Por qué en Galicia se fabrican blogs tan interesantes?

Willy Uribe dijo...

Xabre... una pregunta:

¿Qué significa Xabre, concretamente?

Me ha parecido intuir en un mensaje tuyo que significa salitre. Pero también me suena a sable, arena en francés.

¡Salud!

Tonylopex dijo...

Ole Xabre, que bueno, pero tío no se puede escribir con el estomago vacío, vale!. Lo que dices que aveces manda el cerebro o el corazón, pues yo casi siempre hago caso al corazón, aunque luego pasa lo que pasa por no pensarlas.Eche o que hay!

Xabre dijo...

Pues si Willy, es salitre. Es una de tantas palabras que se usan por los pueblos, pero que el Diccionario de la Real Academia Gallega, no recoje.
Recuerdo a mi mare decirme desde pequeño al llegar de la playa: -A la ducha que vienes lleno de xabre....
Gracias Y salud a ti también compañeiro.

Maria dijo...

Hola!! La verdad es que a mí también me sorprendió lo de "xabre" jeje Esto es lo que encontré en el "Dicionario da Real Academia Galega":

xabre2 s.m. Fenda que se realiza en certos obxectos para inserir nela algunha peza destes, como a que se practica na madeira dos zocos para cravar nela a pel, a que levan os bocois cerca dos bordos para asenta-las táboas das tempas. A cuba ten unha perda por xunta o xabre.

xabre1 s.m. 1. Tipo de terra moi areosa ou con barro que pode utilizarse como material de construcción. Os albaneis facían a masa con xabre, auga e cemento. SIN. sábrego. 2. Area. Estivemos na praia xogando co xabre.

Un saludo!! Ah! Se me olvidaba! Ya respondi a tu comentario en mi blog :-)