viernes, 28 de noviembre de 2008

Carpe Diem

Al sumergirme, todo cambia. Mi alrededor se vuelve de un azul intenso. Y los movimientos se ralentizan.
El sonido practicamente desaparece. Sólo un zumbido colma mis oídos.
Un instante de tranquilidad absoluta, tan fugaz como placentero.
Enfrente, una masa gaseosa de un potente color blanco, pasa rozandome la espalda. Como una leve caricia que eriza suavemente el vello.
Tras la espuma, el paisaje vuelve a transformarse. Un sol difuminado por un velo azul, me indica el camino. Presiono el punto indicado, y me dirijo hacia el.
El aire se mezcla con el agua salada en mi nariz. Respiro.
Con un movimiento reflejo, recoloco mi posición mientras busco a mi hermano.
A mi lado, aparece, oteando en la distancia la siguiente ola.
Esta fue otra más de las muchas que hemos pasado ya en los últimos veinticinco años.
Siempre juntos.
El sol, tiene el tiempo justo de templar mi espalda entre ola y ola.
El ritual se repite. Cojo aire. Me encojo. Y extiendo los brazos.
Al sumergirme, nada cambia. El mismo paisaje aparece ante mi.
Entre tanto, disfruto imperturbable del instante.
Y me paro a observar y recapacitar como siempre. Y mascullo mis pensamientos. Y miro a mi hermano otra vez. Y veo en lo que me he convertido. Gracias a el. Gracias a todos.
El maestro era inmejorable, y el alumno se aplica en cada momento.
Nada de lo dejado atrás es en vano. No hay esfuerzo inútil. La voluntad se fragua en cada aliento.
Y disfruto imperturbable del instante. Como tu dijiste: Disfruto mientras puedo!
No lo dejes de hacer tu.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigo mio una vez mas.... Genial!!
Que facilidad de jugar con las palabras..Eres grande muy grande y me alegra de ser algo mas que un amigo. Tanto de ti como de Luis yo me considero como si fuera de Vuestra familia. Me considero vuestro hermano. Un abrazo a los dos.
YETI

Tonylopex dijo...

Que grande es tener un hermano como Luis con el que compartir no solo las aficciones. El señor Deguanonly, un caballero de la playa. Que buena gente!

deguanquenodeonli dijo...

Antes de dar mis más umildes gracias por este alegato que creo no merecer, decir que:

Nunca he querido ser jefe de nada ó referente de nadie. Ni siquierera he pretendio ser conocido, dejar huella, abrir camino ni decidir por nadie. Creo que todo esto aparte de parecer pretencioso no lo hubiese conseguido jamás.

A lo largo del camino uno está obligado a tomar una serie de decisiones que afectan directamente a su vida y que sin duda afectan a los demás de algún modo pero creo que se toman unitariamente y muchas veces sin pensar que puedan traer consecuencias a nadie. Cuando llega ese momento, hay que decidirse por un camino ó por otro. Si, te puedes equivocar y seguro que yo lo habré hecho innumerables veces pero lo realmente importante, la esencia es el adoptar una postura, una dirección.

Esto suele traer consigo distintas opiniones y, por consiguiente, contrarios y afines. Personalmente creo que opinar está bien y es gratuito, lo dificil es adoptar una postura y ser ecuanime con lo que uno decide, siempre.

En esta sociedad en la que vivimos, los roles rara es la vez que se adoptan sino todo lo contrario. Estamos más por la labor de etiquetar que de asumir. Somos así.

En definitiva y como ya he dicho, nunca he pretendid ser nada más que uno más de los mios, intentar mostrar el orgullo que siento de mi familia y de mis amigos aunque pocas veces lo consigo.

Finalmente gracias a todos los mios y a todos los amigos por tantas cosas... y a ti, mi hermano, por haberme dejado ser el mayor todos estos años.

A ti tambien hermano YETI.

KingMatt dijo...

Diooss!! te habia quedado ''bordao''...
Peeeeeero:
''umilde'', es co H.
Con H de hapañero, halegre, hadmirable, habilidoso, hagradecido, hatento,hamable, hastuto, hagudo...

Pero sobre todo con H de HAMIGO.

Un Abrazo.

deguananonli dijo...

Correto

aKuA dijo...

Dios por qué hacéis comentarios tan largos?
Me alegro, y el discurso ha quedado de pm (puta madre no policía municipal).
Enhorabuena