martes, 4 de diciembre de 2012

Así Debe Ser

Y es ahora, cuando me miro por primera vez en muchos años, y veo en lo que me he convertido, cuando recuerdo el olor de aquellas madrugadas haciendo que estudiaba. Calculando que edad tendría en el año, 2020 y suponiendo como sería mi vida por aquel entonces. Tan viejo.
Recuerdo la estufa que me daba calor, recuerdo el reloj de barco que impaciente miraba cada minuto, pendiente del momento de salir corriendo a la ducha, para después abrir la puerta y salir a la calle.
Recuerdo el sonido de los coches pitando, el humo entre la acera y mi nariz. Aquel frío que me hacía sentir bien, tan temprano y ya libre, en la mañana que atesoraba tantas esperanzas...
Huelo mil olores aún, cambiaban cada trimestre. En ocasiones cada semana..... me enamoraba de Noelia, de Pili, de Teresa, de Virginia, de Paula, de Ana, de Maite, de Susana...... cientos de fragancias. Se puede decir que para nada, aunque yo creo que todas, sin saberlo fueron mias en algún recóndito rincón, de mis aventuras imaginadas.
Porque yo, iba a ser aventurero, esplorador, surfer indómito, escritor indomable, rebelde sin causa, jugador de la NBA y hasta libertador del mundo en algún momento. Y me quedé en Ricardo.
Y ahí es donde entras tu. El que me sigue a todas partes. El que me mira riéndose, e imita todas mis payasadas. El que pasa todo el día junto a mi, y me dice: -te quiero! - para desarmarme finalmente. Ese loco enano. Pendenciero, soñador, furioso y tranquilo a la vez. Ese niño que miro y me veo. Ese que cuido tanto, y que invade mi cabeza a cada momento. Ese que jamás puse en mi vida, hasta que llegó. Con el que nunca soñé. Ese que me asustaba cuando no lo conocía aún. Pues ese, Lolo, eres tu. Y a ti te toca hacer realidad tus sueños ahora, que serán tu vida de mañana. Los consigas o te quedes en el intento. Porque los sueños mi amor, son siempre sueños. Tanto los realizados, como los de verdad. Pero eso no cambia su naturaleza, sueños son y así serán vividos. Lo hagamos despiertos o no.

4 comentarios:

Willy Uribe dijo...

Enhorabuena, compañero. Los textos de esta clase son los que perduran. Como los sueños.

Gran abrazo.

Angeles dijo...

Dicen que el amor es el pegamento más poderoso que hay y hace ya mucho tiempo que yo sé que los Veiga estáis aglutinados entre vosotros por un adhesivo que no se vende en el mercado ni se encuentra en la red.
¡Qué afortunado es Lolo!
¡Y Paloma y Nacho!
Cuando se respira cariño, risas y sonrisas, comprensión, ternura, complicidad y amor desde la infancia, se está llamado a ser una gran persona.
Como lo son sus padres.
Gran honor nos ha hecho la vida al resto, permitiéndonos conoceros.

Mi abrazo más fuerte, más tierno y más sincero.

Ángeles.

Xabre dijo...

Como sois!!

BarbaKana dijo...

Que barbaro!
Oficialmente ya: te admiro,tio.
Como (y que ) escribes !!
Un especimen en el que apoyo mi tesis de que somos la misma persona desde los 14 años...pero la misma,vamos.